Page 26

A&M009

ran estos empujes, de ahí que fuesen distintos y de ahí que a los pilares se les aumentara su sección (forrándolos con ladri-llo) hasta el punto de dejar los abarcones embebidos. Como podemos comprobar, nuestra estructura contenía una cantidad importante de de-talles únicos que la hacían sin-gular, y por tanto que convenía valorar y estudiar todos estos detalles a la hora de buscar una solución personalizada; las soluciones “de catálogo” no se adecuan a este tipo de casuísti-cas propias de la rehabilitación de edificios históricos. 26 ARQUITECTURA & MADERA Figura 3: Alzado de las cerchas Las cerchas 1,2,3 tenían en sus tiran-tes un único mecanismo de tesado en el centro. Las cerchas 4 y 5 tenían dos mecanismos de tesado por tiran-te, uno en cada extremo. Además, el programa pedía la incorporación de un forjado a media altura que acodala-ba los pilares reduciendo su esbeltez. Método En primer lugar, se estableció un plan para la protección de la madera frente a agentes bióti-cos, imprescindible antes de ini-ciar cualquier fase de recupe-ración de la estructura. En este caso, aplicamos una protección profunda aunque estábamos en clase de riesgo 2, según el punto 3 de la sección “DB-SE-M Estructuras de madera”. Proce-dimos así a la pulverización con Proxil a través de válvulas anti-rretorno llegando hasta el 90% del volumen impregnable. Tras este proceso de cuidado y recu-peración pudimos volver a con-siderar la estructura apta para el re-cálculo. El proceso habitual en el cálcu-lo de un elemento estructural


A&M009
To see the actual publication please follow the link above